El bienestar humano está en riesgo. Los informes de referencia destacan opciones para proteger y restaurar la naturaleza y sus vitales contribuciones a las personas

La diversidad biológica —la esencial variedad de formas de vida en la Tierra— continúa en declive en todas las regiones del mundo y va reduciendo significativamente la capacidad de la naturaleza de contribuir al bienestar de las personas. Esta alarmante tendencia pone en peligro las economías, los medios de vida, la seguridad alimentaria y la calidad de vida de las personas de todo el mundo, según cuatro históricos informes científicos que se hicieron públicos hoy y que escribieron más de 550 destacados expertos de más de 100 países.

El resultado de tres años de trabajo, las cuatro evaluaciones regionales sobre la diversidad biológica y servicios de los ecosistemas abarcan las Américas, Asia y el Pacífico, África y también Europa y Asia Central —todo el planeta excepto los polos y los océanos abiertos. Los informes de evaluación fueron aprobados por la Plataforma Intergubernamental Científico-Normativa sobre Diversidad Biológica y Servicios de los Ecosistemas (IPBES), en Medellín, Colombia, en el sexto período de sesiones de su Plenario. IPBES tiene 129 Estados miembros. 

“La diversidad biológica y las contribuciones de la naturaleza a las personas, suena para muchos, académico y ajeno a nuestras vidas diarias”, dijo el Presidente de IPBES, el Señor Robert Watson, “Nada más lejos de la realidad –ellas son la base de nuestros alimentos, agua potable y energía; son la parte esencial, no solo de nuestra supervivencia, sino también de nuestras culturas, identidades y goce de la vida. La mejor evidencia disponible, alcanzada por expertos destacados internacionales, nos señala una sola conclusión: debemos actuar para detener y revertir el uso no sostenible que hacemos de la naturaleza, o pondremos en peligro no solo el futuro que queremos, sino también las vidas que vivimos actualmente. Afortunadamente, la evidencia también muestra que sabemos cómo proteger y restaurar parcialmente nuestros activos vitales naturales".        

Los informes de evaluación de IPBES, exhaustivamente revisados por pares, se centran en brindar respuestas a preguntas clave para cada una de las cuatro regiones, entre ellas: ¿por qué es importante la diversidad biológica?, ¿dónde estamos progresando?, ¿cuáles son las principales amenazas a la diversidad biológica y cuáles sus oportunidades? y ¿cómo podemos ajustar nuestras políticas e instituciones que lleven a un futuro más sostenible?

En todas las regiones, con excepción de una serie de ejemplos positivos que ofrecen enseñanzas, la capacidad de la naturaleza y de la diversidad biológica para aportar contribuciones a las personas se está degradando, reduciendo y perdiendo debido a un número de presiones comunes: el estrés del hábitat; la sobreexplotación y el uso no sostenible de recursos naturales; la contaminación del aire, la tierra y el agua; números cada vez mayores de especies exóticas invasoras y el impacto que producen y el cambio climático, entre otras.

Diversidad biológica en declive – En la actualidad y en el futuro

Las Américas

“En las Américas, la riqueza de la diversidad biológica contribuye ampliamente a la calidad de vida ayudando a reducir la pobreza, a la vez que fortalece las economías y los medios de subsistencia”, dijo el Dr. Jake Rice (Canadá), copresidente de la evaluación de las Américas junto con la Dra. Cristiana Simão Seixas (Brasil) y la Prof. María Elena Zaccagnini (Argentina).

“El valor económico de las contribuciones de la naturaleza basadas en la tierra a la población de las Américas es más de 24 billones de dólares por año – equivalente al PIB de la región, sin embargo, casi dos tercios – 65% – de estas contribuciones están disminuyendo, con una fuerte disminución del 21%. El cambio climático inducido por el hombre, que afecta la temperatura, las precipitaciones y la naturaleza de los eventos extremos, lleva cada vez más a la pérdida de la biodiversidad y a la disminución de las contribuciones de la naturaleza a las personas, empeorando el impacto de la degradación del hábitat, la contaminación, las especies invasoras y la sobreexplotación de los recursos naturales".

De acuerdo al informe, teniendo en cuenta un escenario habitual, el cambio climático será el factor de más rápido crecimiento que afectará negativamente la diversidad biológica para el año 2050 en las Américas, tornándose comparable a las presiones impuestas por el cambio de uso de la tierra. Hoy, en promedio, las poblaciones de especies en un área son casi un 31% más pequeña de lo que eran al momento del asentamiento europeo. Con los efectos en aumento del cambio climático sumado a los demás factores se proyecta que esta pérdida alcanzará el 40% para el año 2050.

El informe destaca el hecho de que el pueblo indígena y las comunidades locales han creado una diversidad de sistemas agroforestales y de policultivo, que ha aumentado la biodiversidad y ha moldeado paisajes. Sin embargo, la disociación de los estilos de vida del entorno local ha deteriorado, para muchos, su sentido de lugar, la lengua y el conocimiento local indígena. Más del 60% de las lenguas de las Américas y las culturas asociadas a ellas están en dificultad o en peligro de extinción.

África

“Los inmensos recursos naturales de Africa y su diverso legado cultural se encuentran entre sus activos estratégicos más importantes para el desarrollo y para el bienestar humano”, comentó la Dra. Emma Archer (Sudáfrica), copresidente de la evaluación africana con el Dr. Kalemani Jo Mulongoy (DRC) y el Dr. Luthando Dziba (Sudáfrica). África es el último lugar de la Tierra con una gran variedad de grandes mamíferos; sin embargo, hoy hay más plantas, peces, anfibios, reptiles, aves y grandes mamíferos de África amenazados más que nunca por una variedad de causas tanto inducidas por el hombre como naturales.

"África es extremadamente vulnerable a los efectos del cambio climático y esto va a tener graves consecuencias para las poblaciones económicamente marginadas. Para el año 2100, el cambio climático podría causar la pérdida de más de la mitad de las especies de aves y mamíferos de África, una disminución del 20-30% de la productividad de los lagos africanos y una pérdida significativa de especies de plantas africanas".

El informe agrega que aproximadamente 500.000 kilómetros cuadrados de tierra africana se estima que ya ha sido degradada por la sobreexplotación de los recursos naturales, erosión, salinización y contaminación, provocando pérdidas significativas de las contribuciones de la naturaleza a las personas. Incluso habrá mayor presión sobre la biodiversidad del continente debido a que la población actual de África de 1250 millones se duplicará a 2500 millones para el año 2050. 

Los ambientes marinos y costeros aportan contribuciones económicas, sociales y culturales significativas la población de África. El daño a los sistemas coralinos, en gran medida debido a la contaminación y cambio climático, tienen enormes consecuencias para la pesca, seguridad alimentaria, turismo y la diversidad biológica marina en general.

Asia-Pacífico

"La diversidad biológica y los servicios de los ecosistemas contribuyeron a un rápido crecimiento económico anual promedio del 7,6% desde 1990 a 2010 en la región Asia-Pacífico, beneficiando sus más de 4500 millones de personas. Este crecimiento, en cambio, ha tenido distintos impactos sobre la diversidad biológica y servicios de los ecosistemas", comentó el D. Madhav Karki (Nepal), copresidente de la evaluación Asia-Pacífico con la Dra. Sonali Seranata Sellamuttu (Sri Lanka). “La biodiversidad de la región enfrenta amenazas sin precedentes, que van desde fenómenos meteorológicos extremos y aumento del nivel del mar, hasta especies exóticas invasoras, intensificación agrícola y aumento de residuos y polución”.

El informe indica que, a pesar de que hubo una disminución general en la diversidad biológica, también hubo éxitos importantes, incluidos por ejemplo aumentos de áreas protegidas.  En los últimos 25 años, las áreas marinas protegidas en la región aumentaron casi un 14%, y el área terrestre protegida aumentó un 0,3%. La cubierta forestal aumentó un 2,5%, siendo los mayores aumentos en Asia Nororiental (22,9% ) y Asia Meridional (5,8%).

Sin embargo, el hecho de que estos esfuerzos sean insuficientes para detener la pérdida de diversidad biológica y la disminución en el valor de las contribuciones de la naturaleza a las personas en la región es motivo de preocupación. Las prácticas de acuicultura no sostenibles, la sobrepesca y la explotación pesquera destructiva amenazan los ecosistemas costeros y marinos, con proyecciones que indican que, si las actuales prácticas de pesca continúan, no habrá poblaciones de peces explotables en la región para el año 2048. Las zonas intermareales también se están deteriorando rápidamente a causa de las actividades humanas, donde los arrecifes de coral de crucial importancia ecológica, cultural y económica ya están sufriendo serias amenazas y varios arrecifes ya se han perdido, especialmente en Asia Meridional y en Asia Sudoriental.  Según el informe, hasta un 90% de los corales sufrirán degradación grave para el año 2050, aún en escenarios conservadores de cambio climático.

El informe enfatiza que el cambio climático y los eventos extremos asociados plantean grandes amenazas, especialmente a los ecosistemas costeros, zonas costeras bajas y a las islas. El cambio climático también está afectando las distribuciones de las especies, los tamaños de las poblaciones y el período de reproducción y migración. El aumento en las frecuencias de las pestes y brotes de enfermedades que surge como consecuencia de estos cambios, podría tener efectos negativos adicionales sobre la producción agrícola y el bienestar humano y se prevé que sus efectos empeoren.

Los ecosistemas alpinos, los bosques, el agua dulce continental y los humedales, como también los sistemas costeros están identificados como los ecosistemas más amenazados de la región Asia-Pacífico. La creciente variedad y abundancia de especies exóticas invasoras está señalada como uno de los más serios impulsores del cambio de los ecosistemas y de la pérdida de biodiversidad

Europa y Asia Central

Una tendencia importante es la intensidad en aumento de la silvicultura y agricultura convencionales, lo que lleva a una disminución de la diversidad biológica. También, hay ejemplos de prácticas de agricultura y silvicultura sostenibles que son beneficiosas para la biodiversidad y las contribuciones de la naturaleza a las personas en la región.  Se han fomentado contribuciones materiales de la naturaleza a las personas, como alimentos y energía, a expensas de las contribuciones de regulación, como la polinización y la formación de suelos, y también de las contribuciones no materiales, como experiencias culturales u oportunidades para desarrollar un sentido de lugar.

“Las personas de la región consumen más recursos naturales renovables que los que produce la región,”, dijo el Prof. Markus Fischer (Suiza), copresidente de la evaluación de Europa y Asia Central junto con el Prof. Mark Rounsevell (RU), “Aunque esto de alguna manera está compensado por capacidades biológicas superiores en Europa del Este y en áreas del norte de Europa Occidental y Central".

En la Unión Europea, entre las evaluaciones del estado de conservación de las especies y tipos de hábitats de interés para la conservación, solo el 7% de las especies marinas y el 9% de tipos de hábitats marinos muestra un «estado de conservación favorable». Además, un 27% de las evaluaciones de especies y un 66% de las evaluaciones de tipos de hábitats muestran un «estado de conservación desfavorable», y las demás categorías indican «desconocido».

Los autores consideran que un mayor crecimiento económico puede facilitar el desarrollo sostenible solo si es disociado de la degradación de la diversidad biológica y la capacidad de la naturaleza de contribuir a las personas. Sin embargo, tal disociación aún no se ha producido debido a que requeriría un cambio de amplio alcance en las políticas y reformas tributarias a nivel mundial y nacional.

Según el informe, en Europa y Asia Central se ha extendido el abandono de los sistemas tradicionales de uso de la tierra así como la pérdida de las prácticas y conocimiento indígena y local asociado. Los subsidios basados en la producción, que impulsan el crecimiento en los sectores de la extracción de recursos naturales, de la silvicultura y la agricultura, tienden a exacerbar cuestiones conflictivas sobre el uso de la tierra, a menudo afectando el territorio disponible para los usuarios tradicionales. La conservación del uso tradicional del suelo y los estilos de vida en Europa y Asia Central están fuertemente relacionados con la adecuación institucional y a la viabilidad económica.

Objetivos de desarrollo a nivel mundial en peligro

“Uno de los hallazgos más importantes en los cuatro informes de evaluaciones regionales de IPBES es que el fracaso en asignar prioridad a políticas y acciones tendientes a detener y revertir la pérdida de diversidad biológica, y la continua degradación de las contribuciones de la naturaleza a las personas, pone en serio peligro las posibilidades de cualquiera de las regiones y de casi todos los países de lograr sus objetivos de desarrollo a nivel mundial”, dijo la Dra. Anne Larigauderie, Secretaria Ejecutiva de IPBES.

“La consecución de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) de las Naciones Unidas, de las Metas de Aichi para la Diversidad Biológica del Plan Estratégico para la Diversidad Biológica 2011-2020 y del Acuerdo de París sobre el cambio climático, depende de la salud y la vitalidad de nuestro entorno natural y toda su diversidad y complejidad. Actuar para proteger y promover la biodiversidad es al menos tan importante para lograr estos compromisos y para el bienestar humano como lo es la lucha contra el cambio climático mundial".

Los ecosistemas más ricos y más diversos tienen mejor capacidad de afrontar alteraciones, tales como eventos extremos y la aparición de enfermedades. Son nuestra «póliza de seguro» contra desastres imprevistos y, usados de manera sustentable, también ofrecen muchas de las mejores soluciones a los desafíos más apremiantes".

La evaluación de las Américas concluye que la continua pérdida de diversidad biológica podría poner en riesgo el logro de algunos de los ODS, como también de algunos de los objetivos, metas y aspiraciones internacionales relacionados con el clima.

Todos los posibles escenarios futuros analizados en la evaluación de África destacan que los agentes de la pérdida de diversidad biológica aumentarán y tendrán impactos asociados negativos para las personas y el bienestar humano. Alcanzar los objetivos de la Agenda 2063 de la Unión Africana, los ODS y las Metas de Aichi es improbable en tres de los cinco escenarios analizados.

Los expertos de la evaluación de la región Asia-Pacífico señalan los enfoques basados en ecosistemas e identifican, entre otros, la falta de gestión de los desechos sólidos, como también la contaminación del aire, del agua y del suelo como factores que perjudican los beneficios conseguidos en varias de las Metas de Aichi y de los ODS para muchos países (por ej. la extinción de especies de plantas y animales por la deforestación, el aumento de las temperaturas y la contaminación del agua).

Ha habido progreso hacia el logro de los Objetivos de Desarrollo Sostenible y las Metas de Aichi en Europa y Asia Central, por ejemplo en términos del área protegida y la incorporación de la diversidad biológica en la sociedad y los gobiernos.  Sin embargo, es poco probable que las presiones sobre la diversidad biológica por parte de los factores de cambio directos disminuyan y, por consiguiente, los avances han sido negativos para el conocimiento indígena y local, la distribución equitativa de las contribuciones de la naturaleza y la seguridad del agua. Mirando más allá del cronograma de los ODS para 2030, el análisis de escenarios destaca que la continuación de las tendencias pasadas y actuales de los agentes de cambio limitará la contribución de la región al logro general de los ODS, mientras que los escenarios que se centren en lograr un equilibrado suministro de contribuciones de la naturaleza a las personas y en incorporar diversidad de valores son los más propensos a contribuir con el logro de la mayoría de los ODS.

Prometedoras opciones de políticas disponibles

A pesar de las graves preocupaciones de los expertos de IPBES, también hay mensajes de esperanza: existen opciones de políticas prometedoras que han demostrado funcionar para proteger y restaurar la diversidad biológica y las contribuciones de la naturaleza a las personas, en los lugares donde se aplicaron eficazmente.

En las Américas, la protección de áreas claves de diversidad biológica aumentó un 17% entre 1970 y 2010; sin embargo, menos del 20% de las áreas claves de diversidad biológica están protegidas y el alcance varía significativamente. El informe deja bien claro que las áreas protegidas y los proyectos de restauración son solo algunas de las posibles intervenciones –con una necesidad de centrarse en estrategias para que los paisajes dominados por el hombre brinden más apoyo a la diversidad biológica y a las contribuciones de la naturaleza a las personas.

Señala también que la diversidad biológica y las contribuciones de la naturaleza a las personas están mejor protegidas cuando están integradas a una amplia gama de políticas económicas y sectoriales tales como el pago por servicios de los ecosistemas y la certificación ecológica. Entre otras opciones, se encuentran: combinaciones adecuadas de, por ejemplo cambios de comportamiento, tecnologías mejoradas, investigación, niveles adecuados de financiación, mejores programas de educación y sensibilización. 

Las medidas tomadas por los gobiernos de África para proteger la diversidad biológica y contribuciones de la naturaleza a las personas han favorecido la recuperación en parte de especies amenazadas, especialmente en áreas clave de diversidad biológica, y estos esfuerzos se podrían mejorar. Tales medidas incluyen el establecimiento y la gestión efectiva de las áreas protegidas y redes de corredores ecológicos, restauración de ecosistemas degradados, control de especies exóticas invasoras y reintroducción de animales silvestres. A pesar de las prioridades de la Unión Africana en relación con el alivio de la pobreza, el crecimiento inclusivo y el desarrollo sostenible, especialmente en el contexto del cambio climático global, el informe señala que el continente está infravalorando enormemente sus recursos naturales.

Además de destacar la conservación de la diversidad biológica a través de un modo de gobierno, políticas e implementación nacional adecuados, los autores enfatizan la necesidad de integrar mejor el conocimiento indígena y local y hacer mayor uso de escenarios en la toma de decisiones de África. De los cinco posibles escenarios que ellos analizan, dos (sostenibilidad regional y local) son identificados como las vías con mayores probabilidades de cumplir las aspiraciones de desarrollo económico, social y ambiental de África; pero los autores señalan la necesidad de crear capacidad en el uso de escenarios para la toma de decisiones. 

Para Asia y el Pacífico, los expertos de IPBES señalan el éxito de países que lograron un rápido crecimiento económico en la restauración gradual y la expansión de áreas protegidas, especialmente bosques. Enfatizan que, aunque se asiste a estos países en sus esfuerzos por cumplir algunos de los ODS y las Metas de Aichi, esto solo no será suficiente para reducir la pérdida de diversidad biológica causada por los impactos negativos de los monocultivos. Por ejemplo, la región registró un crecimiento del 0,3% en áreas terrestres protegidas y del 13,8% en áreas marinas protegidas –lo cual pone a muchos países en camino de cumplir la Meta 11 de Aichi–, pero la mayoría de las zonas de aves y zonas fundamentales para la diversidad biológica siguen desprotegidas" 

La mejor aplicación de la ciencia y la tecnología, el empoderamiento de las comunidades locales en la toma de decisiones, la integración de la conservación de la diversidad biológica en otros sectores clave, la planificación de escenarios que sea sensible a la diversidad económica y cultural, la colaboración del sector privado para financiar la protección de la diversidad biológica, como también una mejor colaboración regional transfronteriza, son algunos de los tantos enfoques importantes que el informe identifica.

En Europa y Asia Central hay disponible una variedad de opciones de modos de gobierno, políticas y prácticas de gestión para salvaguardar la diversidad biológica y asegurar las contribuciones de la naturaleza a las personas. Se han logrado avances que han permitido incorporar la diversidad biológica y las contribuciones de la naturaleza a las personas en el proceso de toma de decisiones públicas y privadas.

El informe de evaluación destaca los enfoques integrados. Estos incluyen evaluar el bienestar nacional más allá del PIB. El modo de gobierno podría tornarse más efectivo utilizando una combinación bien diseñada de instrumentos políticos  con el fin de motivar cambios en el comportamiento tendientes a apoyar el desarrollo sostenible. Los autores también enfatizan la relevancia de reconciliar la conservación de la diversidad biológica con las normas de derechos humanos a través de instrumentos basados en derechos, así como en actividades de creación de capacidad para los pueblos indígenas y las comunidades locales. Asimismo, es necesaria la financiación suficiente para fomentar la investigación, el monitoreo, la educación y la capacitación.              

En relación con las opciones de políticas que surgen de las cuatro evaluaciones regionales, Watson dijo: “Aunque no hay ninguna «poción mágica» o respuestas «de talla única», las mejores opciones que mencionan las cuatro evaluaciones regionales se encuentran en un mejor modo de gobierno, en la integración de las preocupaciones relacionadas con la biodiversidad a prácticas y políticas sectoriales (por ejemplo agricultura y energía), en la aplicación de conocimiento científico y tecnología, en una mayor sensibilización y cambios de comportamiento".

"Asimismo, está claro que el conocimiento indígena y local puede ser un activo valiosísimo y que las cuestiones relacionadas con la biodiversidad deben ser mucho más prioritarias al momento de la formulación de políticas y la planificación del desarrollo en todos los niveles. La colaboración transfronteriza es también esencial, dado que los desafíos relacionados con la diversidad biológica no reconocen fronteras nacionales".

__________________

Nota a los editores:

Por consultas y entrevistas por favor contactar a:

The IPBES Media Team

media@ipbes.net      

+57-310-626-6641 o +1-416-878-8712

www.ipbes.net

Por fotografías, "edición A/B-roll’ y otros medios de comunicación visite: https://goo.gl/oJ4DRq

Con tres años de desarrollo, a un coste total de aproximadamente US$5 millones, los Informes de evaluación regionales sobre la diversidad biológica y los servicios de los ecosistemas de IPBES han involucrado la revisión de varios miles de artículos científicos, así como informes gubernamentales y otras fuentes de información, incluido el conocimiento indígena y local. El objetivo es llegar a conclusiones sobre la diversidad biológica costera, de agua dulce y terrestre de cada región, así como el estado de funcionamiento de los ecosistemas y las contribuciones de la naturaleza a las personas. En conjunto, representan las aportaciones más importantes de expertos de la última década en lo que respecta al entendimiento de la naturaleza y sus contribuciones a las personas, y ofrecen una hoja ruta para futuras acciones.

IPBES ha publicado hoy el Resumen para los responsables de la formulación de políticas (SPM, por sus siglas en inglés) de cada uno de los cuatro informes. Los SPM presentan mensajes clave y opciones de políticas de cada evaluación, aprobados por el Plenario de IPBES. Para acceder a los SPM visite https://goo.gl/oJ4DRq Los informes completos (incluidos todos los datos) se publicarán más adelante este año.

Nota: un 5º y nuevo informe de evaluación en materia de degradación y restauración del suelo a nivel mundial de IPBES se publicará el lunes 26 de marzo de 2018, a las 08:30, hora de Colombia / 09:30 EDT / 13:30 GMT / 14:30, horario de verano del Reino Unido/ 15:30, horario de verano de Europa Central. Para acceder a la transmisión en vivo de este lanzamiento visite: https://www.ipbes.net/webcast-media-launch-land-degradation

Acerca de IPBES:

A menudo denominado como el «IPCC para la diversidad biológica», IPBES es un organismo intergubernamental independiente compuesto por 129 gobiernos miembro. Establecido por los gobiernos en 2012, brinda a los responsables de formulación de políticas evaluaciones científicas objetivas sobre el estado de conocimiento relativo a la diversidad biológica del planeta, a los ecosistemas y a las contribuciones que hacen a las personas, así como las herramientas y métodos para proteger y usar estos activos naturales vitales de manera sostenible. Para mayor información sobre IPBES y sus evaluaciones, visite www.ipbes.net

Síganos en: 

Twitter: @IPBES

www.facebook.com/ipbes 

youtube.com/ipbeschannel 

www.linkedin.com/company/ipbes

www.instagram.com/ipbes_/

Comentarios de socios de la ONU acerca de las evaluaciones regionales de IPBES

"Los Objetivos de Desarrollo Sostenible se proponen «no dejar de lado a nadie». Si no protegemos y valoramos la diversidad biológica, nunca lograremos este objetivo. Cuando deterioramos la diversidad biológica, afectamos los alimentos, el agua, los bosques y los medios de subsistencia. Pero para hacer frente a los retos planteados, debemos obtener resultados científicos precisos y por esta razón el Programa de la ONU para el Medio Ambiente apoya con orgullo esta serie de evaluaciones. Invertir en la ciencia de la biodiversidad y del conocimiento indígena significa invertir en las personas y en el futuro que queremos".

  • Erik Solheim, Director Ejecutivo del Programa de la ONU para el Medio Ambiente

"La diversidad biológica es el tejido viviente de nuestro planeta –la fuente de nuestro presente y nuestro futuro. Es esencial ayudarnos a adaptarnos a los cambios a los que nos enfrentaremos en los próximos años. La UNESCO, como socio de IPBES de la ONU y también como anfitrión de la Unidad de Apoyo Técnico de IPBES en materia de Conocimiento Indígena y Local, ha estado siempre comprometida a apoyar la armonía entre personas y naturaleza a través de sus programas y redes. Estos cuatro informes regionales son cruciales para comprender el rol que las actividades humanas desempeñan en la pérdida de diversidad biológica y su conservación y nuestra capacidad para implementar soluciones en conjunto, a fin de abordar los desafíos que nos esperan".

  • Audrey Azoulay, Directora-General de UNESCO

 "Las evaluaciones regionales demuestran, una vez más, que la diversidad biológica se encuentra entre los recursos más importantes de la tierra. La diversidad biológica también es fundamental para la seguridad de los alimentos y la nutrición. El mantenimiento de la diversidad biológica es importante para la producción de alimentos y para la conservación de las bases ecológicas sobre las cuales dependen los medios de subsistencia rurales. La diversidad biológica está bajo serias amenazas en muchas regiones del mundo y ya es hora de que los responsables de la formulación de políticas tomen acción a nivel nacional, regional y mundial".

  • José Graziano da Silva, Director-General de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura

"Las herramientas como estas cuatro evaluaciones regionales brindan evidencia científica para la toma de mejores decisiones y una ruta que podemos tomar hacia el logro de los Objetivos de Desarrollo Sostenible y aprovechar el poder de la naturaleza para nuestro futuro colectivo sostenible El mundo ha perdido más de 130 millones de hectáreas de bosque pluvial desde 1990 y perdemos docenas de especies cada día, llevando al sistema ecológico de la Tierra a su límite. La diversidad biológica y los servicios de los ecosistemas que soporta no son las únicas bases para nuestra vida sobre la Tierra, pero son críticos para los medios de subsistencia y bienestar de las personas en todos lados.

  • Achim Steiner, Administrador de UNDP

Las cifras

Las Américas

Tendencias / datos

  • 13%: parte porcentual de las Américas de la población humana mundial
  • 40%: parte porcentual de la capacidad de los ecosistemas mundiales de producir materiales basados en la naturaleza, consumidos por las personas, y de asimilar los subproductos de su consumo
  • 65%: la proporción de las contribuciones de la naturaleza a las personas, entre todas las unidades de análisis, en disminución (con una fuerte disminución del 21%)
  • >50%: parte porcentual de la población de las Américas con problema de seguridad del agua
  • 61%: lenguas y sus culturas asociadas en dificultad o en peligro de extinción
  • >95%: pastizales en praderas de hierbas altas de América del Norte transformada en paisajes dominados por el hombre desde antes del asentamiento de los europeos
  • 72% y 66% respectivamente: de bosques secos tropicales en Mesoamérica y el Caribe se han transformado en paisajes dominados por el hombre desde antes del asentamiento de los europeos
  • 88%: bosque tropical atlántico transformado en paisajes dominados por el hombre desde antes del asentamiento de los europeos
  • 17%: selva amazónica transformada en paisajes dominados por el hombre desde antes del asentamiento de los europeos
  • 50%: disminución del agua dulce renovable disponible por persona desde 1960
  • 200-300%: aumento de la huella ecológica de la humanidad en cada subregión de las Américas, desde 1960
  • 9,5% y 25%: áreas de bosques perdidos en Sudamérica y Mesoamérica respectivamente desde 1960
  • 0,4% y 43,4%: ganancias netas en zonas forestales en América del Norte y el Caribe respectivamente desde 1960
  • 1.5 millones: número aproximado de hectáreas de pastizales perdidas de las grandes llanuras desde 2014 a 2015
  • 2.5 millones: hectáreas de cultivos en la frontera agropecuaria al noreste de Brasil en 2013, de 1.2 millones de hectáreas en 2003, con un 74% de estas nuevas tierras de cultivos tomadas de El Cerrado (sabana tropical) en esa región
  • 15-60%: hábitat de las tierras zonas áridas de América del Norte perdido entre 2000 y 2009
  • >50%: humedales estadounidenses perdidos desde el asentamiento europeo
  • >50%: disminución de la cubierta coralina para 1970; solo quedó el 10% para 2003

Valor económico de las contribuciones de la naturaleza a las personas

  • $24.3 billones: valor estimado por año de las contribuciones terrestres de la naturaleza a las personas en las Américas (equivalente al producto interno bruto de la región)
  • $6.8; $5.3 y $3.6 billones por año: contribuciones de la naturaleza a las personas, valuadas como servicios de los ecosistemas en Brasil, Estados Unidos y Canadá respectivamente
  • >$500 millones: coste anual de gestión de impactos de los mejillones cebra, especie exótica invasora, en la infraestructura para energía, suministro de agua y transporte en los Grandes Lagos

Proyecciones

  • 20%: aumento previsto de la población regional (a 1200 millones) para 2050
  • +/-100%: crecimiento previsto de PIB en la región para 2050, intensificando muchos factores de pérdida de diversidad biológica si el escenario habitual continúa
  • 40%: pérdida prevista para 2050 de la diversidad biológica original de la región en un escenario habitual por el cambio climático (con pérdida del 35-36% prevista en virtud de las tres vías hacia un desarrollo sostenible")

Las cifras

África

Tendencias / datos

  • +/- 500.000: km2 de tierra se degradan debido a factores tales como la deforestación, las agricultura insostenible, el sobrepastoreo, las actividades mineras no controladas, las especies exóticas invasoras y el cambio climático, llevando a la erosión del suelo, salinización, contaminación y pérdida de la vegetación o de la fertilidad del suelo
  • +/- 62%: población rural que depende directamente de la naturaleza silvestre y sus servicios para la supervivencia (más que cualquier continente)
  • +/- 2 millones: km2 de tierra designada como protegida (incluido el 6% de bosques latifoliados perennes tropicales, ricos en biodiversidad, y 2,5% de océanos de África
  • 25%: personas que sufrieron hambre y malnutrición (2011–2013) en África subsahariana, la región con más déficit alimentario del mundo

Valores económicos de las contribuciones de la naturaleza a las personas

África Occidental

  • $4.000 millones: valor agregado de pesca costera (por año)
  • $40.000: servicios de purificación del agua (por km2, por año)
  • $4.500: servicios de protección costera de manglares (por km2, por año)
  • $2.800: servicios de secuestro de carbono costero (promedio por km2, por año)

África Central

  • $2000 millones: valor agregado de pesca costera (por año)
  • $800 millones: valor agregado de pesca continental (por año)
  • $14.000: servicios de secuestro de carbono forestal (promedio por km2, por año)
  • $3.500: servicios de protección costera de manglares (por km2, por año)
  • $3.000: valor agregado de madera (por km2, por año)         

África Austral

  • $500 millones: valor agregado de pesca costera (por año)
  • $300 millones: valor agregado de pesca continental (por año)
  • $9.000: valor de recreación (por km2, por año)

África del Norte

  • $600 millones: valor agregado de pesca continental (por año)
  • $500 millones: valor agregado de pesca costera (por año)
  • $300: servicios de secuestro de carbono costero (promedio por km2, por año)
  • $2.000: producción de madera (por km2, por año)

África del Este e islas adyacentes

  • $2500 millones: valor agregado de pesca costera (por año)
  • $1200 millones: valor agregado de pesca continental (por año)
  • $16.000: producción de alimentos (por km2, por año)
  • $12.000: servicios de secuestro de carbono forestal (promedio por km2, por año)
  • $11.000: control de la erosión (promedio por km2, por año)
  • $7.800: bioprospección forestal (por km2, por año)
  • $5.000: servicios de protección costera de manglares (por km2, por año)
  • $2.200: servicios de secuestro de carbono costero (promedio por km2, por año)

Proyecciones

  • >50% de especies de aves y mamíferos africanos podrían desaparecer debido al cambio climático para 2100
  • 20 - 30%: disminución prevista en la productividad de los lagos para 2100
  • 2500 millones: población prevista de África en 2050 (el doble de la cifra actual)
  • 54%: africanos que se estima vivirán en áreas urbanas y periurbanas para 2030 (en aumento desde un 39% en 2003)

Las cifras

Asia-Pacífico

Tendencias / datos

  • Cero: poblaciones de peces explotables en la región para el año 2048 si continúan las prácticas de pesca actuales
  • Hasta un 90%: porcentaje de corales que se espera sufran una degradación severa para el año 2050, aún en escenarios conservadores de cambio climático.
  • 1%–2%: pérdida anual estimada de corales incluso para los arrecifes más administrados
  • 4500 millones: personas que se benefician de la diversidad biológica y de los servicios de los ecosistemas de la región, incluidos los alimentos, el agua, la energía y la seguridad sanitaria, como así también de la realización cultural y espiritual
  • 400 millones: cantidad de personas situadas por debajo del umbral de pobreza de la región (de 767 millones en todo el mundo) -- definida como $1.90 por persona por día, usando la paridad del poder adquisitivo de 2011
  • 7.6%: crecimiento económico anual promedio de la región (1990-2010) comparado con el 3.4% de promedio mundial.
  • 2-3%: tasa de urbanización anual de la región (entre las de más rápido crecimiento del mundo). 
  • Cerca de 200 millones: personas en la región que dependen directamente de los bosques para obtener sus productos forestales no madereros, medicamentos, alimentos, combustible, así como otras necesidades de subsistencia
  • $33500 millones: pérdida económica anual estimada debido a especies exóticas invasoras en Asia Sudoriental
  • 12.9%: reducción de la cubierta forestal en Asia Sudoriental debido en gran medida a un aumento en la extracción de madera, a las plantaciones de biocombustible en gran escala y a la expansión de la agricultura intensiva y la cría de camarones (1990 a 2015)
  • 22.9% y 5.8%: aumento de la cubierta forestal en Asia Nororiental y Asia Meridional respectivamente (1990 a 2015), a través de políticas e instrumentos tales como gestión participativa conjunta, pago de los servicios de los ecosistemas y restauración de los bosques degradados
  • 37%: parte porcentual de especies acuáticas y semiacuáticas en los ecosistemas de agua dulce de la región amenazados, entre otros factores, por el cambio climático, la sobrepesca, la contaminación, el desarrollo de infraestructura y las especies exóticas invasoras
  • 60%: pastizales degradados debido al sobrepastoreo del ganado, a la invasión de especies invasoras o a la conversión a la agricultura, lo que produce una rápida disminución de la flora y fauna nativas
  • 8 de 10: de los ríos más contaminados por el plástico del mundo están en Asia –y dan cuenta de hasta 95% de la carga mundial de plásticos en los océanos
  • Casi 25%: proporción de especies endémicas de la región que están amenazadas

Proyecciones

  • 24% y 29%: especies de aves y mamíferos con probabilidad de extinguirse en los bosques de las tierras bajas, región de Sondalandia en Asia Sudoriental, en las próximas décadas, si la pérdida de los bosques continúa al ritmo actual
  • +/-45%: pérdida de hábitats y especies anticipada para el año 2050 si el escenario continúa de manera habitual

Las cifras

Asia Central

Tendencias / datos

  • >50%: parte porcentual de las contribuciones de regulación de la naturaleza a las personas, que disminuyó desde 1960 a 2016
  • 42%: animales terrestres y especies de plantas con tendencias conocidas que han disminuido en tamaño de población en la última década
  • 5.1 hectáreas: huella ecológica per cápita en Europa Occidental (biocapacidad de la subregión: 2.2 hectáreas, lo cual implica que los europeos del oeste dependen de las importaciones netas de recursos naturales renovables y de las contribuciones materiales de la naturaleza a las personas)
  • 3.6 hectáreas: huella ecológica per cápita en Europa Central (biocapacidad: 2.1 hectáreas)
  • 4.8 hectáreas: huella ecológica per cápita en Europa del Este(biocapacidad: 5.3 hectáreas)
  • 3.4 hectáreas: huella ecológica per cápita en Asia Central (biocapacidad: 1.7 hectáreas)
  • 15%: disminución per cápita de la disponibilidad del agua (desde 1990)
  • 25%: tierra para la agricultura en la UE afectada por la erosión del suelo (23%) en Asia Central, lo cual, en combinación con la disminución de la materia orgánica del suelo podría poner en riesgo la producción de alimentos
  • 20%: aumento del control de erosión en tierra cultivable en Europa Occidental y Central
  • 7%: de las evaluaciones de las especies marinas de la UE de interés para la conservación han mostrado un estado de conservación favorable; el 27% ha mostrado un estado de conservación desfavorable
  • 9%: de las evaluaciones de los hábitats marinos de la UE de interés para la conservación han mostrado un estado de conservación favorable; el 66% ha mostrado un estado de conservación desfavorable
  • 26.6%: proporción estimada de peces marinos (para las que existen datos de tendencia) que tienen poblaciones en disminución debido a la pesca no sostenible, la degradación del hábitat, las especies exóticas invasoras, la eutrofización y al cambio climático
  • 1.6% proporción estimada de peces marinos (para las que existen datos de tendencia) con poblaciones en aumento debido a condiciones mejoradas, incluida una mejor gestión de la pesca y disminución de la eutrofización
  • 20%: diversidad de especies de cultivos herbáceos que han disminuido desde el año 1950 en Europa Occidental y Central
  • 73%: porcentaje de evaluaciones de los hábitats de agua dulce de la UE de interés para la conservación que indican un estado de conservación desfavorable
  • 51%: grado de disminución de humedales en Europa Occidental y Central y zonas occidentales de Europa Oriental desde 1970
  • 16-65%: especies amenazadas de cangrejos (bivalvos, 23-49%; cangrejos de río, 24-47%; gasterópodos, 33-68%; libélulas, 9-44%) en Europa Occidental y Central y zonas occidentales de Europa Oriental
  • 71%: poblaciones de peces en disminución en la década pasada
  • 60%: poblaciones de anfibios en disminución en la década pasada
  • 37%: especies peces de agua dulce en amenaza de extinción (anfibios: 23%) en Europa Occidental y Central y en zonas occidentales de Europa Oriental

Valor económico de las contribuciones de la naturaleza a las personas

  • $765 / hectárea / año: valor estimado de la mediana (rango medio) del valor (2017) del mantenimiento de hábitats de la naturaleza en la región
  • $1.965: valor estimado de la mediana (rango medio) del valor económico por hectárea, por año, de la regulación de la calidad del agua costera y el agua dulce por parte de la naturaleza (2017)
  • 1.117 $: valor estimado de la mediana (rango medio) del valor económico por hectárea, por año, de las contribuciones no materiales de la naturaleza a las personas, incluidas las experiencias físicas y psicológicas vinculadas al turismo y la recreación (2017)
  • 464 $: valor estimado de la mediana (rango medio) del valor económico por hectárea, por año, de la regulación del clima por parte de la naturaleza